lunes, 22 de octubre de 2012

Caída libre hacia ninguna parte.


Caída libre hacia ninguna parte, camino sin destino. ¿Donde voy? ¿Cuál es mi p**o destino? ¿Qué pinto en esta mierda? Ni si quiera yo puedo responder a simples preguntas, ni yo se quien que soy, adonde voy, para que he venido o para que me voy, ¿Para qué? ¿Por qué? Ni idea, ni una sola idea se deja ver en mi mente. Como si jugaran al escondite y yo fuera la tonta que no encuentra a nadie, a nada, ni una mosca. NADA.

Ahora es cuando solo una persona sabe de mi, sabe como pienso y como me siento. Él, mientras todos los demás que decían ser amigos de verdad se han esfumado como por arte de magia, sin que les interesara lo mas mínimo mi opinión, mi forma de pensar, mis dudas. MÍNIMO INTERÉS. ¿Una mierda? Si, exactamente cómo se siente alguien en estos momentos.

Pero, dicen que las personas mueven montañas, y es hora de que mueva la mía, y me haga ver y oir, me haga notar aquí, que ocupe mi lugar y diga en un grito liberador: “¡aquí estoy!”. Y a quien no le guste pues puerta.
Y a ti, ¡GRACIAS!  


                                         

martes, 24 de julio de 2012

Jugando en la arena, tomando tu mano.

Mi corazón se hunde mientras me elevo arriba de las nubes, lejos de ti y no puedo creer que me voy, no sé que voy a hacer.
Pero algún día encontraré mi camino de vuelta donde tu nombre está escrito en la arena. Porque recuerdo cada puesta de sol, recuerdo cada palabra que dijiste: "Nunca nos diremos adiós". Dime como volver, como volver al paraíso de verano contigo, y estaré allí sin pensarlo.
Bien, la vida puede esperar.

Prima ♥

Ella, la persona más grande para mi. Recuerdo cuando eramos unas enanas, siempre siempre estábamos juntas, fuera donde fuera y a la hora que sea, y es que cada momento a tu lado es único. TE QUIERO ENANA <3
 




miércoles, 13 de junio de 2012


Me debes un beso y un abrazo por cada día que no te tengo a mi lado

martes, 12 de junio de 2012

Querida alma gemela:




Hoy quiero agradecer cada minuto que pasas a mi lado. Cada sonrisa que me regalas, cada abrazo robado. También quería decirte que te quiero ver feliz, contento, como antes. ¿Te acuerdas esos momentos donde tú me tenias que sacar la sonrisa a mi? donde no había un momento en el que dejases de sonreír. ¿Donde están? ¿Donde se han quedado esos días?
Ahora me toca a mi hacerte feliz, hacerte ver que la vida merece la pena, que nunca estamos solos del todo, y que la gente es arrogante y inútil, que hace daño. Pero te tendré que decir que siempre me vas a tener aquí, que nunca voy a dejar que sufras tanto como para llorar, ni voy a permitir que salga de una persona un insulto hacia a ti. Porque no, porque no te lo mereces.
Eres mi mejor amigo, el mejor de todos. Tengo muchos otros, pero ninguno me complementa tanto como tú, ninguno entiende mis días de cambios, ni hace de mi vida la suya. Ninguno tampoco se ha llegado a preocupar de mi tanto como tu lo haces todos los días, como para pedir ayuda a cualquier persona y arriesgarse a que le deje de hablar simplemente para verme feliz.
Y después de hacer tanto por mí, ahora yo hare el doble por ti.
Porque con tus fallos o defectos sigues siendo tan perfecto para mí. Donde tu vayas, ten por seguro que iré contigo! 

Mi alma gemela, mi mejor amigo, mi defensor, ayudante, mi mitad, mi vida.